LZR®-H100, sensor láser para puertas, portones y barreras vehiculares

El sensor LZR-H100 de BEA utiliza la velocidad de la luz (time-of-flight) para crear zonas de detección altamente configurables. Al conocer la velocidad de la luz, este sensor basado en tecnología láser puede proyectar haces de luz sobre 16,000 pulsos por segundo. Esto, en conjunto a espejos que rotan dentro del sensor, crean un área de detección de múltiples capas.

El campo de detección del LZR-H100 opera sin necesidad de reflejo del piso y se proyecta horizontalmente, ofreciendo la habilidad de detectar tráfico vehicular y peatonal antes de que el objeto entre en contacto con la puerta o portón.

En áreas donde cortar el suelo es imposible o costoso, el LZR-H100 es una alternativa efectiva. Utilizando esta solución, se eliminan los problemas que presentan los lazos magnéticos, disminuye el tiempo de instalación y margen de error mientras disminuyen los costos y tiempos de instalación.
La instalación del LZR-H100 es simple y requiere únicamente del sensor, una fuente de alimentación, un Control remoto de BEA y un área de montaje o bracket.
¿Cuáles son los principales beneficios de este sensor?
Se encuentra encapsulado en un gabinete NEMA 4/ IPS 65, puede ser instalado en ambientes hostiles e incluye 2 relés independientes que permiten la activación a través de movimiento o presencia, con un campo máximo de detección de 9.6 x 9.6 metros. Este sensor puede ser utilizado en conjunto a otros sistemas que incluyen señalización visual o auditiva, como lo son las máquinas dispensadoras de tickets, sistemas de alarma, cámaras de seguridad, entre otros.
Con cortinas altamente configurables, es capaz de detectar o ignorar tráfico peatonal y puede detectar la trayectoria de vehículos durante su acercamiento y partida, lo que lo vuelve una alternativa confiable tanto para personas como vehículos. Además, debido a su facilidad de instalación, es ideal en aplicaciones donde cortar el piso está prohibido, es imposible o muy costoso.
¿Dónde lo podemos utilizar?
Debido a su tecnología, este sensor es ideal en aplicaciones de puertas, portones y barreras vehiculares, tanto para interiores como para exteriores y su funcionamiento no se ve afectado por condiciones climáticas como la lluvia, niebla o el sol, ubicándolo como uno de los sensores más confiables en el mercado.

Es la alternativa a los bucles de inducción y ofrece un funcionamiento superior en lugares donde los lazos magnéticos tienen problemas de detección como en el caso de motocicletas, tráilers u otros objetos no metálicos que se encuentren presentes en el área de apertura.