La detección suele ser el primer paso en los sistemas de seguridad; la entrada de algo o de alguien en una zona protegida desencadena una serie de eventos y respuestas.
OPTEX se ha convertido en un líder en su campo gracias a su experiencia en tecnologías de detección y a su enfoque de una seguridad por anillos de protección. La compañía ha desarrollado una amplia gama de sistemas de detección capaces de proteger cualquier tipo de perímetro, recinto o edificio que se integre con facilidad en un sistema de seguridad más amplio.
Los sistemas inteligentes de protección perimetral de la marca Fiber Sensys de OPTEX están enfocados en tener una protección y detección perimetral.
La confiabilidad inherente de la detección profesional y trayectoria exitosa de estos sistemas, constituyen la garantía de que el sensor perimetral de la serie FDXXX, pasará discretamente a formar parte del entorno una vez que el integrador instale el sistema y le ofrezca años de servicio en total conformidad y sin dificultades.
Las vallas y los muros que rodean un negocio o lugares de seguridad crítica son un buen elemento disuasivo, pero fácilmente quebrantable. Los sistemas de detección de fibra óptica Fiber Sensys de OPTEX, emplean algoritmos sofisticados para detectar intrusos que intentan escalar o traspasar la línea perimetral.
El cable de fibra óptica utilizado se ha diseñado con la calificación de seguridad más alta, proporcionando rendimiento de larga duración con un bajo costo de instalación.
Detección perimetral de intrusiones mediante sensores de fibra óptica
Aprovechando la más novedosa tecnología de fibra óptica y con la posibilidad de montaje en vallas y muros, los sistemas Fiber SenSys utilizan una tecnología especial y profesional para detectar intrusos que intentan saltar la línea perimetral, arrastrarse por debajo de ella o cortarla. Estos sensores inteligentes son capaces de distinguir entre intrusos reales y las molestas alarmas que pueden ser provocadas por el viento, pequeños animales o condiciones ambientales.

Al contrario de lo que sucede con los sensores metálicos (coaxiales), la detección avanzada de la fibra óptica no se ve afectada por condiciones ambientales adversas, incluidas las interferencias electromagnéticas, las de radiofrecuencia, corrosión e incluso de rayos durante las tormentas eléctricas. Al contar con la opción de instalar todos los componentes electrónicos en un lugar alejado del perímetro, es posible proteger instalaciones con requisitos peligrosos, ya que el cable de fibra óptica no contiene energía que pueda causar explosiones.

Gracias a que es posible instalar los componentes electrónicos en interiores, es posible proteger entornos con temperaturas extremas.