En una escena donde la escasez de luz impera, las cámaras tradicionales cambian las imágenes de colores a blanco y negro, y se queda con los componentes de brillo y contraste.

Hikvision ha desarrollado una cámara que incorpora la nueva tecnología ColorVu, que mejora la capacidad de vigilancia en la oscuridad, capturando imágenes a color más nítidas y con detalles con poca iluminación.

La alta sensibilidad de las cámaras ColorVu está diseñada para aplicaciones de videovigilancia, donde se requieren imágenes a color de alta resolución 24/7, en entornos de iluminación muy baja. Son idóneas para aplicaciones en: parques y espacios públicos sin iluminación, seguridad nocturna en áreas industriales, cruces en entornos de poca luz y muchos más.

ColorVu: COLORES en Total Oscuridad

La familia ColorVu captura detalles, reduce destellos y reproduce la nitidez y saturación del color de la imagen como si estuviese en condiciones de óptima iluminación.

La innovación de ColorVu —con equipos analógicos turbo e IP dirigidos al mercado de uso masivo— está basada en 3 elementos cruciales:

1. Sensor de luz con reductor de ruido digital en 3D para que las imágenes sean más nítidas.

2. Apertura de diafragma permite hasta 4 veces más la entrada de luz de un lente convencional para una recuperación de colores de manera natural.

3. Luz blanca complementaria que se activa de manera automática o manual para aportar iluminación extra.

Esta familia está compuesta por 4 modelos base con un diseño atractivo, facilidad de instalación y compatibilidad con cualquier videograbador.

Uno de los objetivos de Hikvision es ofrecer valor agregado en sus soluciones, con beneficios únicos.

Si desea conocer más de esta nueva tecnología, visite el portal web de www.acsys.mx