El Wi-Fi 6 ha sido lanzado este año en los primeros routers y dispositivos para ofrecer la mejor conexión Wi-Fi posible. Los primeros portátiles con este estándar con nombre técnico 802.11ax, utilizarán la tarjeta de red Intel AX200 y la Intel Killer AX1650 con mejoras para gaming. Sin embargo, ya se está estudiando cuáles son las funciones que va a incorporar el Wi-Fi 7, bautizado como 802.11be, con varias candidatas ya establecidas.Wi-Fi 7: el 802.11be ya tiene una hoja de ruta que seguir

El nombre técnico de este futuro estándar de Wi-Fi es IEEE 802.11be Extremely High Throughput (EHT), y al ser el sustituto del WiFi 6 lo más lógico que es la Wi-Fi Alliance lo bautice como Wi-Fi 7. Está siendo estudiado por el recién formado IEEE 802.11be Task Group (TG), y estará basado en 802.11ax, que ha servido para unir las ventajas del Wi-Fi 4 y 5, a la vez que se han mejorado la cantidad de canales para enviar y recibir información para que no haya cortes ni pérdidas de paquetes.

Resultado de imagen para Wi-Fi 7:

También se mejorará la sincronización para acceder a varios puntos de acceso a la vez para descargar información, permitiendo por ejemplo estar conectado a la vez a dos routers a la vez para tener un mayor ancho de banda. Por último, también se introducirá Hybrid Automatic Repeat Request para reducir la cantidad de errores en la transmisión de información.

Hasta 30 Gbps de velocidad máxima teórica y uso de la banda de 6 GHz
De todas estas novedades, las cuales son muy interesantes, quizás la que más destaca es la de la utilización de la banda de 6 GHz, donde habrá bastantes diferencias con Wi-Fi de 2,4 y de 5 GHz. Actualmente el mayor bloque de espectro disponible con 5 GHz es de 160 MHz, y con esto estaríamos teniendo una frecuencia mayor y con el doble de ancho de banda, por lo que estaríamos teniendo velocidades Wi-Fi de más del doble de las máximas actuales. Actualmente la banda de 6 GHz va desde los 5.925 hasta los 7.125 MHz (1,2 GHz de espectro en total).
Además, esos bloques de 320 MHz no tendrían que ser continuos, sino que podrían estar divididos en, por ejemplo, cuatro bloques de 80 MHz repartidos por el espectro, a diferencia de lo que ocurre ahora que tienen que ser continuos.La única pega es que la cobertura sería ligeramente menor que las redes de 5 GHz, pero todas estas mejoras lo compensarán con una espectacular velocidad teórica máxima de 30 Gbps. Con esto, tenemos una velocidad máxima tres veces superior, pudiendo usar más del doble de frecuencias disponibles.

Actualmente todas estas mejoras están en proceso de estudio. El primer borrador con las especificaciones reales se publicará en mayo de 2021, mientras que la aprobación definitiva del estándar vendrá en primavera de 2024. Por ello, tendremos Wi-Fi 6 para rato mientras tanto.