El sol no cuesta, aprovéchelo

Actualmente cuando se habla de consumo energético (CFE), surge la siguiente pregunta: ¿Cuánto se paga regularmente de luz? Normalmente no se conoce con exactitud si el monto total del recibo es el adecuado, si en realidad se está pagando por la cantidad de energía eléctrica que se consume o si tenemos alguna irregularidad.
 
Por una parte, para saber cuánta energía es utilizada es necesario conocer la unidad básica de medida para la energía eléctrica: el Watt/hora. Para llevar un control sobre la medición del consumo eléctrico se utiliza un instrumento de medición conocido como ‘Watthorimetro’ (medidor de luz), el cual se encarga de medir y registrar el consumo utilizado en un periodo de tiempo determinado.
 
Por otra parte, el costo de la energía eléctrica es conocido técnicamente como “tarifa eléctrica”. Existen más de 10 tarifas eléctricas distribuidas en servicios residenciales, comerciales, agrícolas, temporales, por mencionar algunos; los cuales tienen diferentes esquemas de cobro por la cantidad de watts-hora consumidos, conceptos de cargo fijo, cargos adicionales, entre otros factores.
 
¿Pero cómo podemos reducir nuestro consumo energético?
 
Realmente reducir este consumo es sencillo, la mayoría de las veces nos basta con identificar cuáles son los aparatos con mayor demanda de nuestro hogar: refrigerador, plancha, lavadora, secadora de cabello, aspiradora, horno de microondas, hidroneumático, por mencionar algunos. Cabe señalar que el refrigerador se encuentra en el primer lugar a pesar de no ser el equipo de mayor potencia, no obstante, es el que se utiliza las 24 horas lo que lo hace el equipo con mayor consumo.

Al mencionar esto, la mayoría de nosotros piensa lo mismo ‘¿Dejar de utilizar el refrigerador?’ es un tanto ilógico, pero existe más de una manera de lograr un ahorro energético considerable.
 
México es uno de los países que encabezan la lista con el mayor recurso solar, por lo que es bastante factible la implementación de sistemas de generación distribuida y de esta manera aprovechar el sol en su máximo esplendor.
 
Cunado colocamos un sistema de interconexión a la red eléctrica no sólo estamos generando un ahorro, sino que también estamos protegiendo nuestros equipos al alimentarlos de un suministro de energía más estable.
En ACSYS podemos encontrar diversos modelos de equipo que cumplen esta función, podemos adquirir desde un inversor EPIG3KV2 (inversor cadena) o un micro inversor BDM-600, hasta los cables necesarios para la instalación y de esta manera armar nuestro sistema a la capacidad necesaria para que nuestro recibo llegue con el monto mínimo o bien si lo prefiere, se puede solicitar un kit completo, en donde se incluye todo lo necesario, como ejemplo el modelo KITEPIG5KV3 que incluye los paneles solares, el inversor de interconexión, montajes para los paneles y los conectores necesarios para su instalación.