Los tags transmiten una señal de radiofrecuencia con algunos datos de identificación. La señal es captada por un lector, que se encarga de leer la información y transmitirla, en formato digital, a la aplicación de control de acceso principal. Los tags pueden ser activos, semipasivos y pasivos. Los tags pasivos no requieren ninguna fuente de alimentación interna y sólo se activan cuando un lector se encuentra cerca para suministrarles la energía necesaria.

Los tags pasivos

Los tags pasivos no contienen ningún tipo de alimentación. La señal que les llega de los lectores induce una corriente eléctrica. Los tags pasivos se utilizan a distancias de uso cercanas entre los 10 cm o a unos pocos metros. Como no conduce energía el dispositivo puede ser muy pequeño en forma de una etiqueta.

Los tags activos

Los tags activos contienen su propia fuente de energía, son capaces de transmitir señales más potentes que las de los tags pasivos, lo que les lleva a ser más eficientes en entornos difíciles, suelen ser efectivos a distancias mayores pudiendo generar respuestas claras a partir de recepciones débiles.

Los tags semipasivos

Los tags semipasivos contiene su propia fuente de alimentación, se utiliza principalmente para alimentar el microchip y no para transmitir una señal, responden más rápidamente, es más confiable y mayor duración.


Si quieres más información o un presupuesto sin compromiso, contáctanos mediante el siguiente formulario

También puedes chatear con nosotros